¿Por qué el Día del Orgullo Friki se celebra el 25 de mayo?

Posted on Posted in CULTURA Y TRADICIÓN, FREETIME, UN POCO DE TODO

Como cada año, los fans de Star Wars, El Señor de los Anillos, The Big Bang Theory, Juego de tronos, X-Men, Los Vengadores, Dragon Ball… Saldrán a la calle para gritar con orgullo: “¡Soy un friki!” Pero, ¿por qué el Día del Orgullo Friki se celebra el 25 de mayo?

¡Si te gustan los cómics, los videojuegos, los eventos de ocio alternativo, el rol… y mil millones de cosas más sigue leyendo que te explicamos las razones por las que este día es perfecto para celebrar tus aficiones favoritas!

El 25 de mayo de 1977 se estrenó el episodio IV de la Guerra de las Galaxias, el episodio más mítico de la saga. A raíz de este hecho, en 2006, Germán Martínez, más conocido como Señor Buebo, sembró lo que a día de hoy celebramos a nivel nacional (al menos entre los frikis). Aunque la celebración comenzó en España, a día de hoy podemos encontrar manifestaciones de la misma fiesta en México o, incluso, en Estados Unidos (donde la palabra freak no tiene las mismas connotaciones pop positivas adoptadas en nuestro país) .

La primera edición, en Madrid, se centró en la Plaza del Callao de Madrid, un lugar especialmente apropiado, según algunas fuentes, debido a que es el lugar donde se grabó una de las escenas más importantes de la película El Día de la Bestia de Álex de la Iglesia. En la plaza, un grupo de personas disfrazadas interpretaron un Pac-Man gigante para celebrar el día. Desde entonces el evento no ha hecho más que crecer.

Pero la fiesta, de origen puramente popular, también se celebra en toda España de diversa manera, recogiendo manifestaciones de cualquier origen reivindicado en la cultura pop: cómic, música, cine, literatura, videojuegos, juegos de mesa, u otras subculturas. En Barcelona se celebra en Arc de Triomf.

A diferencia de sus orígenes, el friki ya no es un paria de la sociedad. La gente ha dejado de ver los frikis como seres extraños, abstraídos y con pocas habilidades sociales. Bueno, eso tampoco es cierto. ¡Pero ahora somos más! Desde el término freak (monstruo, rarito), al moderno friki han pasado varias décadas y un torrente de cambios populares, muchas veces dirigidos e impulsados por Internet. A día de hoy ya nadie se avergüenza de ser un friki. De hecho, a veces, se pierde un poco el sentido de la palabra, muchas veces solapado con el de “fan”. Eventos como el Día del Orgullo Friki ayudan a integrar y hacer evolucionar la cultura popular en tiempos modernos. Una evolución que, nos guste más o menos, está produciéndose y no se detendrá hasta que no llegue el momento adecuado. ¡Así que mientras tanto, salimos a celebrarlo!

Deja un comentario